ventas@mueblesrius.com

Proyecto Francia

Proyecto Francia

Este es un proyecto en el que podemos destacar varios elementos de carpintería por su gran singularidad.

Al entrar en la vivienda nos encontramos de forma frontal la puerta que da acceso al comedor, es una puerta desarrollada a medida en dos hojas, fabricada en madera maciza de tulipia. Esta es una madera óptima para el lacado posterior, ya que favorece una óptima asimilación del mismo y una alta estabilidad a lo largo del tiempo. Esta tiene integrados cristales trasparentes que favorecen la visión reciproca entre las estancias del comedor y la entrada a la vivienda, favoreciendo el paso de la luz.

A la izquierda de la puerta encontramos la escalera que permite el acceso a la planta superior de la vivienda. Esta escalera fue concebida a través de métodos de trabajo tradicionales para la consecución de una pieza excepcional. La consecución de esta escalera de madera de ébano conlleva un trabajo previo de forrado de paredes laterales y escalones, lo que nos permite la integración perfecta del mármol con el ébano, consiguiendo un resultado exótico y elegante al mismo tiempo. La forma de realización del forrado es a través del desarrollo de unos biseles que se prologan a través de la pared enmarcando la altura de cada uno de los peldaños. Este sistema de biseles se prolonga a lo largo de toda la escalera, finalizando en la puerta que encontramos integrada en la misma pared.

En la planta superior, en una estancia contigua a la habitación de matrimonio encontramos el vestidor. Un elemento imprescindible en la habitación de cualquier mujer. Es un proyecto desarrollado a medida de las necesidades de nuestra clienta. Este vestidor esta realizado en madera de nogal americano, integra muebles bajos donde encontramos un amplio número de cajoneras, zapateros, estantes y camiseros. Enfrente tenemos una integración perfecta, mediante perfiles de aluminio que nos sirven de soporte para los estantes y las barras de colgar. Cabe destacar que la belleza de este vestidor se ve ampliada por su integración en un habitáculo abuhardillado, como hemos citado con anterioridad, adyacente a la habitación de matrimonio.

Por último destacaremos la puerta corredera de la cocina. Destaca por estar integrada en una pared panelada, de la misma madera lacada en blanco, permitiendo un acceso a la cocina coherente y perfectamente fusionado con el resto de elementos del recibidor de la vivienda.